Con motivo de la Veneración de Nuestra Señora de la Piedad en la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación, la junta de gobierno ha acordado realizar el traslado del grupo escultórico en la mañana del 19 de septiembre al Templo Mayor de nuestra ciudad, para su participación en “El Verbo Encarnado”.

Nuestra Señora de la Piedad se encontrará expuesta en la capilla del Sagrado Corazón, cuyo retablo barroco representa la vida y el martirio de San Pelayo en una serie de once pinturas renacentistas del primer tercio del siglo XVI. En la hornacina central se presenta el titular de la Capilla, el Sagrado Corazón obra del escultor Francisco Palma Burgos.

La comisión del centenario ha encomendado la realización de una peana para Nuestra Señora de la Piedad, con motivo de la celebración de “El Verbo Encarnado”  al artista antequerano Ángel Sarmiento Burgos.

La exposición podrá ser visitada hasta el próximo 13 de noviembre en horario de 10 a 20 horas.

FUERTE COMO TORRE DE DAVID

“Tu cuello mantiene la cabeza erguida, es como la torre de David hecha para guardar armamento. De tu cabeza se cuelgan mil escudos de valientes soldados.”
Cantares 4:4

Si algo es evidente en la insigne obra de Palma Burgos es la contraposición existente entre el cuerpo quebrado de Cristo y el regazo regio y vertical de la Virgen del molinillo. Un basamento que alude a la plástica monumental de los años 20, de marcado carácter escultórico, se descubre del elemento museístico en el que se encuentra expuesta la imagen. Protagoniza este aparato una alegoría a la virtud cardinal de la fortaleza representa- da en un busto femenino ataviado con casco, y hojas de roble.
Fortaleza, la de agarrar el fruto de su vientre entre las manos, la de rebrotar volviendo a la vida tras los sucesos de mayo del 31; La de acunar sin descanso los pesares del barrio del Molinillo